Nahuel Carfi

"Presenta PIANOS" -

Albumes

Discografía (1)

Detalles

Les pedimos a nuestros artistas que contesten, a modo de presentación, cinco preguntas acerca de su historia con la música, sus proyectos actuales y sus obsesiones de siempre. 
Escribe y se des/escribe: Nahuel Carfi 

Desde chico tuve una intensa relación con la música. Mi viejo es cantante amateur de tangos, milongas y zambas. Un tío muy presente en casa durante mi infancia hacía sonar rock nacional. Y ya en la primaria, mis mejores amigos (hoy día músicos profesionales) tocaban! A los 8 años empecé a tomar clases particulares con Sergio Sainz, músico de la llamada “Trova Rosarina”. Participé de ensambles infantiles, como La Vanda, y tuve un grupo de infancia que se llama R.I.P. (Rock In Peace). Conocí a los Beatles, The Police, Nirvana, Jaco Pastorius, y muchos grupos y músicos influyentes.
De chico tocaba el teclado y cantaba.
Ya en la adolescencia, me interesé mucho por el jazz y la fusión. Estudié piano con Gustavo Pires, un maestro que incluso hoy considero fundamental en mi formación, por la cantidad de “data” que manejaba, y su método tan pedagógico de organizarla. Tuve un grupo de rock, en el canté y toqué el bajo, Discordia. Esto duró unos años.
Cuando terminé la secundaria, me decidí por la música.
En ese mismo momento entré a un apenas nacido Ensamble Chancho a Cuerda, tocando el piano y con la idea de hacer música propia y experimentar. Estudié Composición en universidades (UCA, Maimónides) nunca terminando mis carreras de grado, aunque me gradué como Profesor.
Podría decir que desde el fin de mi adolescencia que mantengo la idea de crear una música propia, que haga uso de distintas posibilidades, formas y recursos. Hacer música instrumental o canción, componer escribiendo partituras o grabando maquetas. Dialogar con distintas vertientes, corrientes, culturas musicales, investigar y estar a disposición de lo que vaya surgiendo.
Mi relación con la música, como yo la entiendo, es un eterno aprender, un eterno investigar.

• 

Cuando escucho música o hago música, me siento en casa. Es un terreno en el que me siento pleno. Siento que me estimula en igual medida la emoción como el intelecto.
Me inspiran, para hacer música, otras músicas u otros músicos. Me encanta leer e investigar sobre historia de la música, sobre cómo se desarrolló tal o cual artista o banda o canción. Cómo eran las orquestas de tango en los ’50, cómo se compuso una obra de Ligeti, por qué tal canción de los Beatles tuvo tanta influencia, etcétera.
Me pasa que encuentro contenido e inmensidad artística en casi toda la música que escucho. Incluso muchas veces me interesé por la llamada “música comercial” o de mercado, porque encuentro a grandes creadores, productores, artistas, también allí. Y me interesa la música como fenómeno social también, en varias de sus consecuencias, en distintos niveles de la realidad.
Para resumir: soy de los músicos que buscan en música la inspiración.

•  

Mi relación con las palabras es de amor-odio. Me encanta escribir, y me es natural. Durante dos años escribí prácticamente todos los días textos breves, en los que por momentos me hablaba a mí mismo de forma terapéutica, y por momentos creaba poesía pura, jugando con los sentidos y las palabras.

Leí mucho durante mi adolescencia y primera juventud. Pero hoy día soy un lector vago, que lee dos libros por año. Hace mucho tiempo que no me siento conmovido especialmente por algún texto o poesía. Sí me sigue pasando que las canciones me emocionan. Creo que hay algo superior en la relación que se da entre música y palabra. Y amo la palabra sonando en un contexto musical o sonoro.

• • • 

Estoy terminando mi primer disco solista. Probablemente se llame “Pianos, aunque no sea un disco en el que el piano tenga un rol especial ni protagónico. Tiene que ver con que mi relación con crear música e improvisar, e incluso cantar, se da diariamente en mi vida a través del piano o el teclado. Es un disco con 9 tracks: 7 canciones y 2 instrumentales. Algunas canciones son viejas y otras más nuevas. Algunas sonaron en vivo varias veces y otras nunca. Es un disco que me llevó casi dos años de realización, y en el también invité a algunos músicos que admiro y de quienes aprendí una enormidad: Benjamim Taubkin, un pianista, compositor y gestor paulista, un verdadero “maestro” o “artista de la vida”, a quien le debo el haber renovado el entusiasmo en el diálogo músical con otros artistas. Ná Ozzetti, cantante también paulista, una mujer con una versatilidad impresionante, con una humildad increíble y una voz y predisposición realmente únicas. De ella aprendí sobre la apertura musical y sobre el juego y la tranquilidad. Y Leo Maslíah, un artista genial, inclasificable, creador compulsivo, escritor, músico, dramaturgo, pensador, humorista. Es todo eso y nada de eso. Único también.

Estoy muy entusiasmado con este proyecto, y siento que tiene algo muy personal, porque me permito jugar conmigo mismo, hacer un disco con “quien soy” y no pretendiendo ser otro ni algo. Es un mostrar como pienso y hago musicalmente todos los días.

• • • • 

Formar parte de Elefante en la Habitación! significa para mí la posibilidad de acompañarse, de apoyarse y de aprender del otro. Es reconfortante saber que hay un otro que está en el mismo difícil camino que uno, creando y dudando a cada paso, cada uno a su manera. Pero juntos. Y siempre es mejor tener un “nosotros”, un “vamos juntos” hacia donde haya que ir.

Pianista, compositor, productor y arreglador musical. Desde el año 2006 desempeña un trabajo intenso en el ámbito de la música popular contemporánea junto al Ensamble Chancho a Cuerda, con quienes ha editado 3 discos: “Contrastes” (2010, UMI), “Subversiones” (2012, Vinilo Discos, Premio Gardel 2013) y “Deconstrucción” (2014, NoSeso Records, nominado a los Premios Gardel 2015).

En el ámbito de la música académica integró la Orquesta de Cámara La Tribu para la interpretación, composición y grabación de la obra “El fin de la radio”, presentada en 2009 en la Facultad de Derecho de la UBA y posteriormente editada de manera independiente. Además colaboró en la edición del álbum “Orquesta música nueva” (2010, Música Nueva), para el cual participó como pianista y que además incluye una obra de cámara de su autoría, “Emboscada”.

Como instrumentista grabó junto a Ciruelo el disco “El vientre de la ballena” (2014, Elefante en la Habitación!) y ha tocado en celebrados proyectos musicales, como Octafonic (dirigido por Nicolás Sorín) entre muchos otros.

Desde 2011 desarrolla su carrera solista en el marco de la canción contemporánea, acompañado por piano y/o pequeños grupos instrumentales. Sus canciones se caracterizan por crear climas íntimos en los que la voz y el piano dialogan, se encuentran, discuten y se entreveran fusionando diversos géneros y expresiones de la música popular.

Actualmente se encuentra presentando su primer álbum, “Pianos” (Elefante en la Habitación!, 2016) que cuenta con la presencia de prestigiosos invitados internacionales como Leo Maslíah (Uruguay), Benjamim Taubkin (Brasil) y Ná Ozzetti (Brasil).